Saltar al contenido

Es un hecho, los tiempos han cambiado, ya no es suficiente con que tu página en Internet sea sólo un folleto con mucho diseño y pocas herramientas para cerrar ventas.

Aprende a sacarle provecho correctamente.

Seguro te preocupas porque tu equipo de ventas siempre este presentable, hable bien, tenga toda la información necesaria de tus productos y esté bien preparado con una sola finalidad: atraer más clientes y aumentar tus ventas. Pero, ¿por qué no hacer lo mismo con tu Website?

Para ayudarte a convertir tu página Web en un vendedor, checa las siguientes preguntas:

[list style=»arrow-2″]¿Mi página de Internet sabe todo lo que debe saber acerca de mi negocio?
¿Mido el éxito de mi Sitio Web: diario, por semana, mes, trimestre o año?
¿Capacito a mi website acerca de los elementos básicos de mi negocio, las nuevas tendencias o los cambios económicos del mercado?
¿Contiene todos mis productos, servicios y precios actuales?[/list]

 

Después de que contestes las preguntas anteriores, déjame decirte algo:

Nunca enviarías a un vendedor a visitar clientes sin que tuviera toda la información necesaria. Pues lo mismo debe pasar con tu página Web.

Claves:

[list style=»star-1″]Piensa positivo y busca soluciones creativas aún en tiempos difíciles.
Investiga y descubre las mejores prácticas de tu competencia y de otras industrias para satisfacer a tus clientes.
Trata a tus visitantes como quieres que te traten a ti.
Vende experiencias inolvidables.
Identifica tu público meta y desarrolla productos orientados a sus particulares gustos y necesidades.
Si tienes las herramientas y tu negocio se presta, transforma a los medios de comunicación en tu mejor aliado.[/list]

 

Las recomendaciones de boca en boca atraen al 70% de los visitantes.

Mientras construyes tu sitio, recuerda el perfil de tus clientes. Es necesario estar preparado para actualizarla conforme evolucione tu base de compradores. Por ejemplo, si vendes a un público de mayor edad, no es recomendable tener letras pequeñas ya que es (difícil de leer) y resulta un diseño confuso.

De la misma manera que esperarías que tus vendedores obtuvieras nuevas destrezas y nuevas herramientas de ventas año con año, las expectativas de tu página Web deben progresar con el tiempo, talvez con un rediseño, incluyendo un nuevo producto y/o servicio.

Es de gran importancia que puedas comunicarte con tu público, que ellos se puedan comunicar contigo y que puedan comunicarse entre ellos.

Recuerda que tu página Web es uno de tus mejores elementos de ventas. ¿La razón? El alcance que tiene, si lo nutres y lo cuidas, incrementará tus ventas y harás crecer tu negocio.

Fuente | Yahaira Rosas

[highlighter type=»dark»] SI TE GUSTO ESTE ARTICULO COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS![/highlighter]