Emprende por Internet: Vende en Línea

Emprende por Internet: Vende en Línea

Una de las formas de emprender es a través del Internet. Hemos visto crecer grandes empresas que se hicieron (prácticamente) de la nada y todo ha sido gracias a las ventajas de poder comunicar y ofrecer soluciones a nichos que de otra forma no tendríamos forma de alcanzar.

Cada negocio en línea tiene distintas necesidades, así que es muy difícil que una solución se adecue a todos. Pero antes de que empieces a crear código o empacar tus productos, hay una lista de preguntas que te tienes que hacer a ti pensando (no como el cliente) sino en el cliente:

 

[list style=”arrow-2″]¿Qué es lo que estoy vendiendo?
¿Qué funcionalidades necesito en mi página/tienda?
¿Cómo me van a pagar?
¿Cómo voy a entregar?[/list]

 

¿Qué voy a vender?

Una tienda puede vender productos descargables como un MP3 o un eBook, artículos sencillos como un llavero o un cuadro, artículos configurables como una bicicleta o un traje, artículos recurrentes como una revista o una donación. Hay que tener muy claro que es que ofrecemos, para poder enfocar la tienda a las necesidades del producto para poderlo llevar a nuestros clientes de la mejor manera.

¿Qué funcionalidades necesito en mi página/tienda?

Entonces, ya sabemos que vamos a vender, ahora vamos por el ‘local’ donde lo mostraremos. Si nada más tenemos un producto a vender, enfocaremos el sitio para resolver todas las dudas acerca de este. Es el caso de CODA un software para desarrollo web, que enfoca todo el contenido en resolver las dudas y ayudar a vender el producto.

En el caso de que sean múltiples productos, necesitamos un sistema donde puedan agregar al carrito de compras los productos deseados y esto nos lleva a más estrategias de Comercio Electrónico que potencializarán las ventas.
¿Necesitamos que la tienda en línea se maneje por categorías? Si vendemos ropa, se requiere que esté la opción de distintas tallas y colores.

Las promociones es algo que no podemos olvidar como una estratégia necesaria para vender más o sacar producto en inventario. De ser así, el software que seleccionemos debe adecuarse a nuestras necesidades como negocio, ya que si hacemos un desarrollo a la medida, puede que estas funcionalidades queden fuera del proyecto por descuido.

El querer tener un sitio en línea no expresamente saber programar (pero se recomienda ampliamente contratar a una empresa que tenga conocimiento en el desarrollo de páginas de Internet y de Comercio Electrónico), ya que existe software listo para ser utilizado para una tienda. Tal es el caso de Magento, una plataforma descargable muy completa y robusta para la venta en Internet, además de una comunidad muy amplia tanto para soporte como para módulos extras para el software.

Por otro lado, Shopify, cuenta con un esquema de Software as a Service (SaaS) el que a través de una renta mensual, tienes acceso al software y a las actualizaciones sin tener que contratar hosting de forma separada. Uno de sus clientes es Angry Birds, el popular juego donde aplastas cerdos con aves.

¿Cómo me van a pagar?


Después de todo, la razón por la que creamos un negocio es para generar, entre otras cosas, dinero. La forma de pago en la página de Internet, es de los últimos pasos en la cadena del E-Commerce, pero de los prioritarios, ya que gracias a este dinero.

Hay distintos métodos de pago, el más popular es PayPal, una salida de pago que acepta todas las monedas y funciona como un monedero. Para poder vender, es necesario crear una cuenta y para el comprador puede ser opcional el crear una.

Un esquema similar es Pago Fácil, una empresa Mexicana que funciona como una salida de pago para las tiendas, de esta forma se puede cobrar con tarjeta de crédito y débito directamente en el sitio, funcionando como un puente entre las tarjetas (American Express, Mastercard y VISA) y los negocios vendedores.

También se puede hacer el contacto directo con el Banco, para solicitar el servicio de e-commerce, es necesario tener una cuenta con ese banco, pagar una garantia, conectar la terminal y listo.

¿Cómo voy a entregar?

Para cerrar el ciclo, lo que nos queda es entregar el producto o servicio que vendemos. Lo principal que se espera al comprar por Internet, es recibirlo hasta la puerta de la casa u oficina (esa es la comodidad). Conseguir un buen proveedor de envio es clave también para generar confanza con el usuario ya que de esta forma se asegura que el producto se va a entregar.

 

Post creado por: Social Media Club