7 hábitos de un freelancer exitoso

7 hábitos de un freelancer exitoso

Ser freelancer se puede convertir en una profesión liberadora y gratificante, o estancarte en la mediocridad de tus malos hábitos de trabajo. Así de drástico se puede convertir tu carrera si no tomas en cuenta estos 7 hábitos de un freelancer exitoso.

El trabajo de freelancer en los últimos años, se ha tornado una alternativa para muchos ya sea por el desempleo o la ansiada búsqueda de la libertad, o tal vez buscando enriquecer tu resumen curricular, incluso si piensas emplear a un freelance, existen ciertas características que deberías tomar en cuenta:

1. Pasión

Si no tienes verdadera pasión por lo que haces, es complicado que desarrolles tu trabajo con el talento y habilidades que ofreces. Es cierto que no todos los trabajos son iguales, tendrás que enfrentarte a tareas tediosas que te perseguirán en cualquier profesión. Ser apasionado por algo no significa que por arte de mágia se convertirá en dinero. La clave para el éxito en el trabajo freelance es encontrar donde tu pasión converge con la necesidad en la economía. No importa si parece muy insignificante, empieza en ello, hazlo con pasión y el trabajo saldrá.

2. Ética Laboral

Trabajar donde eres tu propio jefe suena genial, ¿cuando nadie está encima tuyo diciéndote que hacer, trabajas igual de duro?. Las fechas límites y que tengas el control de esto es el atractivo del freelance, sin embargo, esto se puede convertir rápidamente en tu propia decadencia como freelance. Si no tienes hábitos para manejar el tiempo y tener ética de trabajo es muy posible que tu aventura freelancera se venga abajo, por si fuera poco esto se puede volcar en tu contra convirtiendo el trabajo de tus sueños en una pesadilla.

Nunca hagas promesas que no puedas cumplir, es mejor ser honestos y claros desde un principio tu cliente te lo agradecerá, si tienes miedo de perder clientes por la misma razón, tienes que comunicarte, como dicen “hablando se entiende la gente”, cuando eres realista y asertivo, ganarás la confianza de tus clientes.

3. Motivación e impulso

Este es otro hábito clave para ser un freelancer de calidad. Los objetivos del día a día tanto para comenzar o finalizar cualquier proyecto son tan importantes como las metas económicas a largo y mediano plazo que te has propuesto, este impulso de alcanzar tus objetivos es básico. Sigue en esa dirección y poco a poco descubrirás cómo tu pasión te abrirá las puertas de las oportunidades para lograr lo que te propones.

4. Ser confiable

Si no eres confiable estoy casi seguro que el trabajo de freelance no es para ti. La confianza es una pieza clave de tu carrera. Demuestra que eres profesional, envía tus trabajos de calidad de manera puntual no importa que sea para el mismo empleador o por recomendación de otros, si eres un freelancer confiable tu reputación se eleva y seguramente otros empleadores querrán trabajar constantemente contigo, de tal forma que obtendrás más y mejor trabajo.

5. Activa tu curiosidad

Los freelancers son por naturaleza curiosos del entorno, tienen una perspectiva de como son las cosas y como podrían llegar a ser. En lugar de ponerte barreras por miedo a fracasar, intenta una y otra vez aquello que por dentro piensas “no lo puedo hacer” la curiosidad te permitirá tener una variedad más grande de proyectos y trabajo.

6. Confía en ti mismo

Ser seguro de ti mismo te ayudará a venderte pero es importante no confundir la seguridad que tienes en ti con el exceso de confianza, que piensas que todo lo puedes hacer y dejar las cosas a ultima hora, ser soberbio en ese sentido de creerte tan bueno y tan capaz que puedes despreciar ciertos trabajos y creer hacerlos “al final del día en 5 minutos”. El freelancer que conoce sus capacidades y es seguro de si mismo habla con seguridad de sus habilidades y experiencia, los empleadores seguramente se inclinarán por el freelancer confiado que en alguien que sea igualmente talentoso pero sin seguridad de lo que hace.

La experiencia te puede favorecer pero no está por de más aprender de los libros de ventas.

7. Ser buen oyente

Trabajar de freelancer atrae a las personas con la idea de no tener un jefe. Esto es cierto pero hasta cierto punto. Realmente tienes un jefé, solo que este tiene muchos nombres y cambia según tus proyectos. Tu cliente tiene ciertas expectativas y desea ciertas cosas, es importante escuchar en todo momento sus críticas y sugerencias, hacer lo que te están pidiendo. no como tú piensas que es mejor. Aquí entra un buen criterio de profesional que eres y siempre que sepas escuchar y comunicarte con claridad puedes aportar tus ideas y así llegar juntos a lo que tu cliente está buscando. A no ser que a ti te paguen por una labor de asesoramiento o consultoría, tu cliente es tu jefe.

Escuchar de forma acertada es un hábito que te ayudará a poder hacer bien el trabajo a la primera y te evitará varios dolores de cabeza.

Si estás pensando en introducirte en el mundo freelance o ya lo estás, asegúrate de contar con estos siete hábitos. Si por lo contrario estás buscando contratar a un freelancer estos consejos te ayudarán a tomar una buena elección.

No olvides compartir este artículo en tus redes sociales, déjame un comentario al final de la página con otro hábito que consideres hizo falta en esta lista.