5 tipos de clientes malos que el diseñador gráfico debe evitar

5 tipos de clientes malos que el diseñador gráfico debe evitar

El punto central de su negocio de diseño gráfico sin duda es “El Cliente”. Sin un cliente, usted está simplemente cumpliendo con su pasión como diseñador gráfico y nada más. Un cliente es su principal fuente de ingresos y es fundamental para su supervivencia en el negocio. Pero no hay que hacerse demasiado dependiente de los clientes. Especialmente en estos tiempos de crisis y demasiada competencia.

Algunos clientes son tales que se convierten en una tortura para los diseñadores gráficos. Pueden hacer cosas que están fuera de los límites de una relación cliente-diseñador. Para un proyecto de diseño gráfico se lleve acabo con éxito, se requiere un esfuerzo mutuo, cooperación y comunicación. Si cualquiera de las partes no están en la misma sintonía, entonces el proyecto no es más que un ejercicio inútil. Por lo tanto, aquí están algunas de las características que le ayudarán a identificar a un cliente potencialmente perturbador para que pueda evitarlos.

1) El cliente “Sabelo-todo”

Algunos clientes tienen la habilidad de actuar demasiado inteligentes delante de los diseñadores. Suelen exigir y dar instrucciones inútiles a pesar que lo que saben de diseño gráfico es poco o más bien nada. Lo que pasa con este tipo de clientes es minimizar el talento y la capacidad de un diseñador gráfico, ningún diseñador quiere jugar el papel de un títere en un proyecto de diseño. Mientras que proporciona sugerencias y comentarios son una prerrogativa de cada cliente, ser demasiado dominante puede obstaculizar un proyecto. Cada vez que tratamos de explicar los aspectos técnicos de su diseño, el cliente vendrá con sus propias opiniones que serán contrarias. Así que mejor evite este tipo de clientes, que son una pérdida de tiempo y esfuerzos.

2) Los clientes ‘Indiferentes’

Otro tipo de clientes, totalmente en contraste con los anteriores, son los indiferentes. Mientras que algunos clientes tienen la costumbre de dar órdenes a su alrededor, algunos son divergentes y distantes del proyecto. En la mayoría de los proyectos, la participación del cliente es importante, Sin embargo estos clientes no les importa los colores que se están utilizando ni las fuentes que se emplean. Ellos sólo llegarán en la fecha límite para recoger los archivos del proyecto. Por lo tanto, a causa de el distanciamiento de los clientes con el proyecto hay fallas en la comunicación y fallas en el diseño final. Se debe evitar este tipo de clientes, con el fin de ahorrar tiempo, energía y recursos.

 

 

3) Los clientes ‘quisquillosos’

Cuando te encuentras con un cliente que te pide muestras o un demo de sus requerimientos antes de contratarte, podríamos anticipar que es ‘casi’ un hecho que va a contratarte, a menos que huya de ti y sólamente se robe tus diseños. Estos son los clientes que se harán aún más exigentes y meticulosos si te contratan. Hay que tener especial cuidado con estos clientes, nunca están conformes, son inseguros e indecisos, si no estipulas las reglas desde un principio te estarán pidiendo mil y un cambios en el proyecto, suelen abusar de la confianza y habrás perdido tiempo valioso.

4) El cliente apresurado

Habrá ocasiones en las que te encontrarás con clientes que te harán sentir como un repartidor de pizza. Por lo general son clientes que dejan todo para lo último y no tienen sus objetivos bien definidos. Estos clientes lo que hacen es subestimar, los conceptos de diseño son obra de un proceso mental a fondo y toman tiempo para ejecutarse. Los diseñadores gráficos deben mantenerse al margen de este tipo de clientes con el fin de evitar contagiarse de malos hábitos en su cartera.

5) El cliente ‘Tacaño’

Y por último, pero no menos importante. A pesar de que suelen requerir cuotas como una suma fija, ellos podrían suponer que es sólo un punto de partida para futuras negociaciones. No sólo regatear sobre tu trabajo, demeritan y le restan tu valor como diseñador gráfico. Así que en vez de bajar sus estándares para tacaños, es mejor evitar este tipo de clientes que no valoran tu trabajo.

Y en este tema de los clientes tacaños me encontré con un breve pero muy recomendable artículo que te da unas excelentes ideas de cómo sobrevivir a un cliente tacaño y cómo enfrentarlo.

Para despedirnos de este post un poco de humor con relación a los clientes malos

[divider top=true]

Hablando de clientes malos, hace poco me encontré con un blog que trata este y muchos otros tema y experiencias con los clientes no duden en suscribirse a http://clientesmalos.wordpress.com/

 ¿Se han encontrado alguno de los clientes anteriores? Si es así, ¿Cómo lidiar con ellos?

 

[divider top=true]